Educación financiera

Tips para llevar mejor sus fianzas

Para Finsocial es muy importante el bienestar de nuestros clientes y sus familias, es por ello que hemos creado esta sección en nuestro boletín informativo, para contribuir a mejorar la relación que tienen con el dinero y las finanzas personales.

La importancia de mejorar los hábitos

Los hábitos esconden decisiones que tomamos de manera deliberada en algún momento, pero que luego abandonamos a la repetición y la costumbre. Dejamos de poner atención en las razones que hubo detrás de esa decisión primigenia y simplemente la repetimos como una conducta habitual y normal.

Nuestro cerebro automatiza las distintas secuencias de acciones que ponemos en práctica periódicamente. Lo hace con el fin de ahorrar energía. Claro, el beneficio es enorme: nos permite dejar de pensar en comportamientos básicos y cotidianos para concentrarnos en cuestiones que consideramos más importantes, como los nuevos desafíos, que pueden ir desde aprender un idioma hasta presentar un informe en el trabajo o comenzar a practicar un deporte.

Estos son los 3 hábitos perniciosos que debemos eliminar para tener una vida financiera sana, en Finsocial te lo contamos.

No revisar los gastos con tarjetaNos puede suceder que nos estén cobrando algo que ya no queremos pagar, o algunas veces aparecen errores y cobros indebidos con mayor frecuencia de lo que la mayoría piensa. Para aquellos grupos familiares que manejan más de un tarjeta de crédito, este control es aún más importante, puesto que estadísticamente aumentan las chances de equivocaciones que nos hagan pagar de más, todas las tarjetas de crédito tienen una política de “desconocimiento de gastos” muy rápida y eficiente. Es cuestión de llamar y solucionarlo.

Realizar compras compulsivasLa compra compulsiva es uno de los hábitos más nocivos para nuestras finanzas personales por ser algo crónico y recurrente. Este tipo de compras no son planeadas. No existe una necesidad real de hacerlas. Creamos esa necesidad simplemente para justificar la acción de consumir o gastar. Lo que se recomienda aquí es establecer un mecanismo por el que nos comprometamos a gastar dinero en compras solo si fueron presupuestadas de antemano, sin excepción. Planificar los gastos nos permite ahorrar todo ese dinero que se suele perder en cosas inservibles.

Pensaba que debía ahorrar “lo que sobre”Lo mejor es pagarse a uno mismo primero ̈ separando al menos un 10% de los ingresos apenas los percibimos y destinarlos directamente al ahorro. Luego será necesario utilizar el ingenio y recurrir a algunos de los consejos repasados anteriormente para ajustar los gastos y poder llegar a fin de mes, pero con la satisfacción de estar haciendo que nuestro yo futuro viva mejor.